¿Te consideras un adicto a Whatsapp?

Whatsapp revolucionó el mercado de las comunicaciones gracias a una idea sencilla: mensajería gratuita, privada y directa. Estas tres características sumadas a su versatilidad para correr en casi todos los teléfonos móviles la convirtieron en una de las apps más utilizadas en el mundo entero.

¿Te consideras un adicto a Whatsapp?

Esta aplicación por alguna razón u otra siempre nos mantiene pendientes del teléfono. Si necesitamos enviar mensajes, revisar quien está en línea, comprobar quienes vieron nuestros mensajes, leer contenido recibido o simplemente para entrar y revisar sin ningún motivo concreto.

Este comportamiento, en parte se explica porque la sensación de conectividad alivia a las personas. Esta sensación existió desde siempre pero la facilidad que nos brinda la tecnología para comunicarnos la pone en un primer plano. Esta conectividad virtual a veces afecta nuestras relaciones físicas. A diario podemos ver grupos de personas reunidos alrededor de una mesa conectados con otras personas a través de sus pantallas.

Tecnopatías que sufren los adictos a WhatsApp

A continuación veremos algunas tecnopatías que podrían revelar si eres un adicto a WhatsApp.

Apnea de WhatsApp: Cuando abres compulsivamente la aplicación de WhatsApp en busca de nuevos mensajes. Es una acción que se realiza casi inocentemente, simplemente tienes el teléfono en las manos y abres constantemente WhatsApp.

Síndrome de la notificación imaginaria: es cuando creemos escuchar el timbre de WahtsApp pero no ha sonado.

Nomofobia: la nomofobia es el miedo o la ansiedad que nos provoca no tener el teléfono en nuestras manos o perderlo. Por ejemplo cuando salimos de casa y nos damos cuenta que no cogimos el teléfono.

Trastornos del sueño: cuando llevamos el teléfono a la cama y luego no podemos conciliar el sueño.

Estas son algunas de los tecnopatías más comunes y con todas podemos sentirnos identificados pero depende de muchos otros factores personales para que realmente se transformen en una dolencia o dependencia. Generalmente no son más que manías propias de estos tiempos.
Osvaldo Gallo

Osvaldo Gallo

:

Blogger
Facebook
Con la tecnología de Blogger.